domingo, abril 09, 2006

Zerynthya rumina
n. vulgar: arlequín

Esta hermosa mariposa que por su colorista librea recibe el nombre de arlequín, pertenece a la famimilia de los Papilionidos y vuela en el sur a partir de marzo. Aquí es una de las mariposas más corrientes, pero en la mayor parte de España es una mariposa rara de encontrar. En algunos foros sobre fotografía de naturaleza españoles he podido comprobar como naturalistas y fotógrafos aseguran estar deseando poder sacarle una foto. Particularmente no soy un fotografo de bichos, en concreto con las mariposas hay que armarse de paciencia y esperar que se cansen de volar para acercarnos a ellas y tener la suerte de llevar en ese momento montado un objetivo de al menos 200-300 mm con macro, algo poco habitual, si no vas precisamente a fotografiar mariposas. A esta la ví sobre la borraja que pretendía fotografiar con un zoom corto, pero al ver que no se movía porque estaba muerta de frío, me acerqué a placer hasta unos 20 centímetros y tuve la suerte de sacarle esa foto de detalle. En el centro de la Península se la puede observar ya a partir de abril y falta, por el contrario, totalmente en el N y NE de España. El arlequín es conocido también como la "mariposa de la aristoloquia" y su razón no es otra que su fijación por el consumo de las hojas de esta planta (planta nutricia) cuando la mariposa se encuentra en forma de larva. Así pues, no es de extrañar que en Puerto Real se la encuentre con frecuencia, pues Aristholochia baetica es una de las lianas más comunes de nuestros pinares, vulgarmente llamada "candilitos", aunque a mí particularmente la flor me recuerda más a un saxofón que a otra cosa, pero comprendo que ponerle ese nombre vulgar a una planta podría ser considerado un delito grave. En estado de imago (mariposa) lógicamente puede livar néctar de cualquier flor que le resulte atractiva. En la foto se ha posado, como decía, sobre una borraja (Borago officinalis) que aún no ha abierto sus curiosas flores lilas. Zerinthya rumina está protegida y se prohibe su captura, comercio y posesión. Así pues, felicitémosnos de tener entre nosotros a este curioso bichejo en entera libertad.

La foto: Pinar de la Piscina (Puerto Real, Cádiz). 3-abril-2006. Cámara habitual, objetivo Zuiko 14-45 mm, obturador 1/100 s, f: 6.3, ISO: 200, prioridad a la apertura, sin flash. Procesado: ninguno.

1 comentario:

ViSu dijo...

Gracias por la critica, hace falta que me pongan pilas y que me digan en lo que fallo, lo hago todo por instinto y no tengo nadie ni nada que me corriga.
Te estas currando tela este blog, me gusta; y un puntazo poner las caracteristicas de la foto, nunca viene de mas para aficionados con ganas como yo, nos ayuda tela. Bueno saludos y a cuidarse, me pasare de vez en cuando.