martes, marzo 21, 2006

Reconozco que siento una enorme atracción por las orquídeas. Esos organismos vegetales tan misteriosos y singulares. A pricipios de marzo realizamos una excursion al Salto del Caberro (Serranía de Grazalema, Cádiz) tan sólo para poder contemplar la fascinación de la Anacamptis pyramidalis. Tino Pavón y Juanjo Ruibal eran mis compañeros de búsqueda. Juanjo ya la había fotografiado el año pasado en ese mismo lugar y por estas mismas fechas. Así que tras una visita previa a la Garganta Seca, donde encontramos Barlia robertiana, Orchis olbiensis y cientos de Ophrys fusca, emprendimos nuestra búsqueda de A. pyramidalis desde el Puerto del Boyar hasta casi las inmediaciones del Salto del Cabrero. Todo fue inútil, ni rastro de ella. Y hacía un frío terrible, impropio de marzo. El cielo estaba totalmente cubierto y la bruma apenas nos dejaba entrever unos pocos centenares de metros el horizonte quebrado de esta Serranía. Y de pronto allí arriba, casi en la misma cresta este gigante vegetal desnudo entremetiendo sus ramillas mas finas a traves de la bruma me pareció una visión esplendorosa. Allí arriba estaba este magnífico quejigo (Quercus faginea suesp. faginea) riendose de nuestro frío, de nuestra hambre y de nuestro interés por encontrar a la hermosa Anacamptis. En ausencia de cualquier rayito de sol que pudiera hacer verdear la ladera, ajuste los controles de mi Oly-500 para ByN como en los viejos tiempos donde éramos de verdad artesanos de este oficio y capturé por un instante su esplendor sobre la cumbre. Y aquí os la dejo para entendais la seducccion que nos produjo su visión en aquel extraño día de marzo. Después en casa la aliñe un poco con unos filtros para mejorar la monótonía de los tonos grises. Espero que os guste.

La foto: Corredor del Boyar, 2 de marzo de 2006. Cámara habitual. Objetivo: Zuiko 14-45 mm. medición matricial, modo ByN+filtro rojo digital. 1/200seg.f:11, ISO:160. Procesado de tres máscaras: fondo rojizo+ByN parcial+Halo.

3 comentarios:

lady silent dijo...

wauuuuuuuuuuuuu
precioso , claro que me gusta,antes de comenzar a leer tu relato ya me llamó la atencion y la amplie quedandome un rato obserbando esta foto.
Bueno ya ves que me estoy paseando por este nuevo mundo que has creado,me encanta ir de la mano de tus palabras y deleitarme con las fotos,solo tengo una penita pena que hasta ahora la mayoria de estas preciosas orquideas no se ven por mi tierra snif snifffffff.
Gracias por invitarme y me llevo las flores conmigo.
Continua con la pagina que yo volvere a pasearme y aprender,un besote muakkkkkkk

. dijo...

Felicidades por tu blog, realmente educativo.
Esta fotografia es estupenda, me gusta mucho la luz y el tono conseguido.
Un saludo y volvere :)

Anónimo dijo...

Es que la Anacamptis pyramidalis es bastante tardía, en Marzo no la verás. Prueba ahora en Mayo.