jueves, septiembre 07, 2006

TORDESILLAS


TROGLODITAS

"Todos los años lo mismo, que tristeza. Todos los septiembres, siempre en martes, una horda de energúmenos tortura a un toro lenta y brutalmente. Le persiguen campo a través armados de pavorosas lanzas; le acosan y acorralan en erizado enjambre; le pinchan, le cortan, le tajan todos a la vez, hincando el hierro por cualquier lado, allí donde alcanzan, atravesándolo de parte a parte con el palo de las picas. Semejante horror, que estos australopitecos denominan fiesta, es el denominado Toro de la Vega, en Tordesillas, una barbaridad que se ha hecho tristemente famosa en todo el mundo, tirando la reputación de la hermosa e histórica villa por los suelos. La edil de festejos del Ayuntamiento de Tordesillas ha dicho en una entrevista que al toro se le trata "con mucho mimo", una afirmación tan delirante que parece un sarcasmo. Pero no. Ella lo dice en serio. Además de crueles son unos marmolillos. El atroz espectáculo del martes próximo no es, por desgracia, un hecho aislado, sino el buque insignia del sadismo nacional, de esa parte de España que sólo sabe divertirse martirizando seres vivos. Una España primitiva, violenta y obsoleta que, afortunadamente, mengua cada día (entre otras cosas gracias al coraje y el esfuerzo de grupos animalistas como PACMA), pero que todavía sigue matando a miles de criaturas cada verano. Los españoles carniceros se sienten orgullosos de ser verdugos y sacan pecho hablando de mantener las tradiciones. Qué aburrimiento tener que volver a escuchar un tópico tan necio; y tener que recordarles, una vez más, que tambien fueron tradicionales las bonitas luchas de cristianos contra leones en el circo romano.
Esta arcaica brutalidad está sin duda condenada a la extinsión; la pena es que su fin se prolongue tanto, ensuciándonos a todos con su infame crueldad. Como es obvio, las sociedades están en una perpétua evolución y nuestras costumbres cambian todo el rato. Si no hubieramos abandonado felizmente miles de tradiciones, seguiríamos habitando las cavernas. Y justamente ahí, en la más oscura y mohosa cueva mental, es donde deben estar viviendo los trogloditas de Tordesillas".

Rosa Montero. EL PAIS. 05-09-2006

2 comentarios:

LE MOSQUITO dijo...

Un placer encontrar un blog editado desde una tierra tan bonita (y, quizás, desgraciadamente promocionada e invadida en los últimos años, de manera abusiva...).
Me gustó esta entrada, por militante y comprometida. Ya está bien de aguantar argumentos insostenibles que intentan defender lo indefendible. Aparte de otras consideraciones no menos importantes, para mi, esta mal llamada "fiesta nacional", debería desaparecer YA, y debería desaparecer aunque sólo fuese por el daño que creo se hace en los niños exhibiendo como algo natural el castigo, la burla, la tortura, el desprecio... hacia un ser vivo.
No muy lejos de ti, en Vejer de La Frontera, se celebra una carnicería pública a la que han venido a llamar "El toro embolao". Veo con preocupación como cada año las visitas a esta carnicería crecen, y me duele.
Si te apetece, te pasas por mi blog para leer una entrada cuya intención está en la misma dirección. Puedes hacerlo pulsando AQUÍ

Un placer, ya he dicho.
Gracias.

Jorge Dueñas Coca dijo...

Adolfo estoi de acuerdo con loque dices sobre los toros porque a mi me gustan vivos y en el campos viviendo felices y te quiero mucho.