sábado, julio 29, 2006

Jennifer&Laura

Mirar con la intensidad de estos ojos. Asomarse al mundo sin miedo. Hacer de cada instante un juego. Sentir la presencia de la amiga que viaja en el mismo vagón, por cualquier parte,... su cómplice, su compañera. Dualidades que se conjungan para transgredir, acercándolas a lo prohibido, mezclando a un tiempo timidéz y atrevimiento mientras una brisa de aire enreda sus cabellos.

Mientras el tren seguía su curso me decía a mí mismo ¡Dios mío, son sólo niñas! No les digas nada. Vive la alegría de esas miradas. Sientete en este instante como ellas y participa de su felicidad. En ese instante, en ese hermoso instante, por primera vez en mucho tiempo, oí como un tañido de campanas lejanas. Y pensé, ¡puedo sentirlo! acabo de oir el pajareo de mi alma colmenera acelerando el paso, y las campanas, las campanas son la prueba...

Y las campanas del viejo tren volvieron a sonar. El maquinista -por los altavoces- pidió a las dos niñas que no asomaran las cabezas fuera de los vagones. Y me quedé muy serio, viendo como todos me miraban. Al fin, un poco aturdido, comprendí por qué. No tuve más remedio que decir, con infinita tristeza, ..."Laura, Jennifer, ya lo habéis oido...no volvais a asomaros fuera del tren".

La foto: 14/VI/2006. Viajando en el tren del Safari Park "Castillo de las Guardas" con los alumnos de mi clase. Cámara Olympus E-500, objetivo Zuiko 45-150 mm. f:5.6, 1/1000 seg. ISO:800, medición matricial, balance "nublado", compensación 0EV. Procesado PICASA: recorte parcial + máscara de desenfoque exterior+ máscara degradado ByN exterior.

2 comentarios:

Martingallego dijo...

Hombre,Fito, por un momento creí que era una foto de dos niñas, pero no, son florecillas .... Esto de la fotografía engancha...

fito mendi dijo...

Pues si, son tambien florecillas...
Fito.